Facebook NaturalezaCuriosa.com
No te pierdas ninguna publicación, compartimos siempre nuevos vídeos!

Sin esta oruga no habría linces canadienses

lince-canadiense

Este es un gran ejemplo de como todo está interconectado en la naturaleza y que un simple cambio que nos puede parecer insignificante, daría al traste con todo un sistema natural.

liebre-artica oruga-abeto-canada lince-canadiense1
Pincha en las imágenes para verlas en grande.

La oruga de los abetos se come algunas hojas, pero la mariposa pone cientos de huevos y todos los años llegan a secar árboles inmensos, que se pudren y caen. Empiezan a abrirse claros en el bosque, dejando que florezcan plantas de prado y dejando que empiecen a crecer otros árboles de hoja blanda, cuyo crecimiento es controlado por los alces, que se comen los brotes, dejando los árboles bajos.

mariposa-del-abeto-canada lince-canadiense-crias oruga-abeto-canada1
Pincha en las imágenes para verlas en grande.

Además los castores mantienen los claros cortando álamos. Todo esto hace que la población de liebres, la presa del lince, pueda crecer y expandirse, con lo que la población de linces puede mantenerse y sobrevivir. Un sistema interconectado alucinante.


Entradas que te pueden interesar:

El tití pigmeo, el primate más pequeño conocido
El ornitorrinco, el mamífero que pone huevos
Macacos se tiran en bomba a una piscina - Vídeo






Un comentario en Sin esta oruga no habría linces canadienses

  1. imelda garcía dice:

    Muchas gracias, los felicito excelente programación ,gusta mucho .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
Apóyanos en Facebook :) Gracias!
Si te gusta la Naturaleza y los animales tanto como a nosotr@s, dale a me gusta y lleguemos a más gente. Gracias!